No todos los pacientes con varices deben usar medias de compresión

El uso de medias de compresión generalmente ayuda a mejorar algunos síntomas de las varices, pero es importante saber que no son una solución para eliminarlas y que en los casos de algunos pacientes no es recomendable su uso debido a determinados factores.

Descubre en Clínica Vasculine, los beneficios de las medias de compresión y los casos donde su uso no está recomendado ¡Sigue leyendo!

¿Para qué sirven las medias de compresión?

Las medias de compresión son un tipo especial de medias que tienen un doble efecto preventivo y terapéutico para los problemas venosos. Actúan ejerciendo cierta presión externa sobre puntos de las piernas concretos hasta el muslo. De este modo, favorecen que la sangre llegue hasta el corazón. Con este proceso, se comprimen las venas, evitando así su dilatación y favoreciendo el correcto flujo de sangre en su interior.

Los beneficios de las medias de compresión para varices

El uso de las medias de compresión puede tener distintos beneficios:

  • Mejora la circulación, ya que favorece que los vasos sanguíneos regulen la presión circulatoria
  • Reducir la sensación de pesadez y cansancio que provocan las varices
  • Ayudar en la recuperación tras la realización de un tratamiento de varices. Es habitual su uso después de nuestros tratamientos
  • Control y regulación de la aparición de varices y arañas vasculares
  • Prevención de la aparición de coágulos de sangre
  • Disminución de la hinchazón de pies y tobillos. Cuando se padece insuficiencia venosa, las venas pierden elasticidad y se deforman. Esto complica el retorno venoso, acumulando la sangre en la zona y provocando cierta inflamación de la zona. Con el empleo de medias de compresión, disminuye la hinchazón de la zona, contribuyendo al retorno de la sangre hacia el corazón

No todos los pacientes con varices tienen que comprar medias de compresión

Como siempre os comentamos, el caso de cada paciente es muy personal ya que puede verse afectado por numerosos factores que influyan en él. Es por ello, que debemos recalcar que no todos los pacientes diagnosticados con varices necesitan de estos productos y en caso de utilizarlos, debe ser bajo prescripción médica. Si bien es cierto que las medias de compresión están muy recomendadas, hay ciertos perfiles que no deben emplearlas, como es el caso de:

  • Personas con trastornos que afecten a la circulación arterial
  • Personas con enfermedades que afecten a la sensibilidad de las piernas, como la diabetes y las neuropatías
  • Personas que padezcan problemas inflamatorios de la piel, úlceras que no sean de origen varicoso o alergia a los tejidos que componen las medias
  • Personas que sufran de obesidad

Si padeces insuficiencia venosa crónica y te interesa este tipo de tratamiento, ponte en contacto con nosotros y evaluaremos tu caso de forma personalizada con un Eco Doppler en una primera consulta evaluativa con nuestro equipo médico de más de 20 años de experiencia en el tratamiento de todo tipo de varices sin anestesia ni cirugía >>>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia