¿Puede un esguince de tobillo afectar a la circulación sanguínea?

Caminar o realizar actividad física es bueno para nuestro sistema cardiovascular y por tanto para la circulación sanguínea ya que activamos nuestro mecanismo de contracción muscular y posterior relajación que facilita el retorno sanguíneo hasta el corazón. Pero, ¿qué sucede cuando un esguince nos imposibilita caminar durante un largo periodo de tiempo? En Clínica Vasculine te damos todos los detalles. ¡Sigue leyendo!

Mala circulación por culpa de un esguince

Cuando nuestro propio cuerpo se ve obligado a estar en reposo por la inmovilización de un tobillo podemos afirmar que puede afectar al retorno venoso, es decir, puede provocar una insuficiencia venosa temporal. Para no desarrollar un problema relacionado con la mala circulación sanguínea en las piernas sería necesario realizar una serie de actividades específicas para activar  la musculatura. En estos casos y dependiendo del grado del esguince, conviene consultar con los especialistas cual sería la manera correcta para mejorar la circulación venosa.

Circulación sanguínea en las piernas, ¿en qué influye un esguince?

La inmovilidad prolongada a causa de un esguince de tobillo puede provocar un estancamiento de la sangre en las venas. Cuando una persona pasa mucho tiempo en la  misma posición, en este caso, tumbado o sentado, comienzan a manifestarse síntomas de hinchazón, hormigueo e incluso dolor en las piernas debido a los problemas circulatorios, el retorno venoso se dificulta lo que favorece la formación de varices. La inmovilidad por largos periodos de tiempo perjudica a la circulación sanguínea y puede ocasionar la formación de coágulos en las venas.

La insuficiencia venosa puede desencadenar en la aparición de varices reticulares, que son más grandes que las arañas vasculares pero más pequeñas que las varices. Por lo general se presentan en los muslos internos o en los tobillos aunque también se pueden formar en la parte posterior de las piernas. Estas venas son generalmente de color verde azulado o púrpura.

Como mejorar la circulación sanguínea, consejos y recomendaciones.

Hemos concluido que la circulación venosa de una persona con poca movilidad a causa de un esguince de tobillo puede verse afectada. Por ello es necesario realizar una gran cantidad de ejercicios que activen la musculatura del cuerpo para evitar la aparición de varices reticulares. Poner a funcionar la bomba muscular es imprescindible para no desarrollar enfermedades con relacionadas con el mal retorno venoso. Les dejamos algunos consejos fáciles y sencillos de realizar.

  • Evitar mantener las piernas cruzadas y en la medida de lo posible elevar las piernas por encima del corazón cuando esté tumbado

  • Hidratar el cuerpo de manera continuada. Es muy importante para favorecer la circulación de las piernas.

  • Seguir una dieta equilibrada y baja en sal.
  • Evitar el calor ya que las altas temperaturas favorecen la dilatación de las venas. Es importante evitar las fuentes de calor dirigidas directamente a las piernas.

  • Uso de medias terapéuticas.
  • Procurar dormir con las piernas ligeramente elevadas, unos 20-30 cm.

Clínica Vasculine es un centro médico especializado en la eliminación de todo tipo de varices, contando con un equipo médico con más de 20 años de experiencia. Si estás buscando una clínica donde tratar tus varices en Madrid, ¡escríbenos! >>>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia