Síndrome de May-Thurner, descubre todo sobre esta afección venosa

El conocido síndrome de May-Thurner está muy relacionado con el desarrollo de varices y la formación de trombosis venosa. Por ello, hoy queremos contároslo todo acerca de esta afección y sus características más comunes.

Recordad que, en caso de padecer síntomas o molestias propias de un problema de circulación sanguínea, lo más recomendable es acudir a un centro médico especializado en cirugía vascular para tratarlo lo antes posible de forma personalizada y eficaz. En Clínica Vasculine te contamos todo lo que debes saber al respecto. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el síndrome de May-Thurner?

Antes de entrar en materia y definir en qué consiste el síndrome de May-Thurner vamos a contaros un poco más sobre las venas afectadas en este caso.

Esta afección está relacionada con el desarrollo de varices y la formación de trombosis venosa en la extremidad inferior izquierda. En esta pierna tenemos la vena ilíaca, también conocida como vena hipográstica, que es aquella que comienza cerca de la parte superior del foramen ciático mayor, pasando por encima, detrás y ligeramente medial a la arteria ilíaca interna. Se une a la vena ilíaca externa en el borde de la pelvis, para formar la conocida vena ilíaca común.

El síndrome de May-Thurner (MTS) se produce cuando la vena ilíaca izquierda, en la pelvis se cruza con la arteria ilíaca derecha suprayacente y se queda comprimida entre esta y la columna vertebral, lo que provoca el aumento de la presión venosa y dificulta el drenaje de la pierna izquierda.

Síndrome de May-Thurner y trombosis venosa profunda

Como comentábamos anteriormente, esta afección se relaciona de forma muy directa con la aparición de varices y la formación de trombosis venosa. De hecho, son los cirujanos vasculares los que, como parte fundamental de una visita, realizan un diagnóstico de primera línea de forma sistemática para obtener una amplia información acerca del caso.

De hecho, visualmente suele notarse una pierna más hinchada que otra, o incluso pueden hincharse las dos, lo que suele hacer que en muchos casos se asocie a varices tronculares o de localización atípica: glúteo, vulvovaginales o perineales. Además, puede ser que se produzca un aumento de la pigmentación o atrofia de la piel, encontrándose esta más seca y quebradiza.

Cuáles son los síntomas del Síndrome de May-Thurner

Los síntomas más comunes de esta patología suelen ser:

  • Tensión o sensación congestiva de la extremidad, que se ve incrementada con actividades como el ejercicio.
  • Dolor/latidos
  • Pesadez
  • Venas dilatadas en la pierna
  • Hinchazón
  • Decoloración de la piel (piel rojiza o morada)
  • La zona afectada se siente particularmente cálida al tacto
  • Úlceras, en el caso de que la trombosis venosa profunda provoque insuficiencia venosa

Una situación extrema puede darse si parte del coágulo de sangre se desprende y llega a los pulmones, lo que puede provocar una embolia pulmonar. Podríamos identificar estos casos si se dan los siguientes síntomas:

  • Falta de aliento repentina
  • Desmayos
  • Dolor punzante en la zona del pecho
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Toser sangre o mucosa

Tratamientos para el Síndrome de May-Thurner

La mejor opción para cualquier patología vascular es ponerse en manos de un especialista en Angiología y Cirugía Vascular.

Algunos pacientes que padecen esta patología no presentan mayor complicación, de hecho, es probable que muchos ni siquiera sepan que la tienen. También se puede dar el caso de que algunos pacientes no necesiten ningún tratamiento para este síndrome, a no ser que se desarrollen síntomas como los anteriormente mencionados.

En caso de desarrollar cualquier tipo de molestia, lo más recomendable es acudir a un centro médico especializado en cirugía vascular para que sea un equipo de profesionales quienes puedan analizar el caso de forma personalizada con un Eco Doppler y en función del estado actual del paciente ofrecerle las mejores técnicas y tratamientos para unos resultados eficaces en función del caso de cada uno.

En Clínica Vasculine tratamos todo tipo de varices gracias a la experiencia de más de 20 años de nuestro equipo de cirujanos vasculares. Puedes venir a una primera consulta evaluativa con ellos y mediante un Eco Doppler conocer el estado actual de tus varices y las mejores técnicas para su tratamiento. Estamos a tu disposición para cualquier consulta. ¡Escríbenos! >>>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia