Tus varices agradecerán que no dejes de caminar en Navidad

A pesar de ser unas fechas muy festivas donde muchos de vosotros estáis de vacaciones, debemos recordar que nuestro cuerpo nunca descansa y más con los excesos que la Navidad trae consigo. Por ello, y sobre todo en el caso de padecer varices, hoy queremos animaros a caminar para mejorar la circulación y mantener una buena condición física y saludable. ¿Te apuntas con Vasculine?

Caminar en Navidad es el mejor ejercicio para las varices

No hace falta pasar por el gimnasio para mejorar el estado de nuestras varices, al igual que no hace falta practicar deporte intenso. Con andar ya tendríamos suficiente ya que nos ayuda a mejorar la circulación sanguínea del cuerpo manteniendo nuestras venas sanas.

¿De verdad es bueno caminar para las varices?

La respuesta es sí. En numerosas ocasiones os hemos recomendado caminar como una fórmula para mejorar los síntomas y el estado de las varices así como su prevención ya que favorece el retorno de la circulación. Hoy queremos contaros los beneficios de esta actividad:
 Caminar estira y fortalece los músculos de las extremidades inferiores.
 Al caminar los músculos de las piernas se contraen y se expanden, bombeando así la sangre hacia arriba.
 Caminar evita la aparición de edemas.
 Caminar evita la retención de sangre en los tobillos.
 Caminar nos ayuda a mejorar la presión en las venas.
 Esta actividad nos puede servir para reducir el dolor o las molestias provocadas por las varices.
 Caminar ayuda a fortalecer el corazón reduciendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

¿Cuánto caminar para mejorar las varices?

El tiempo recomendado es de 30 minutos (como mínimo), que pueden hacerse incluso en periodos de 15 minutos, y se recomienda caminar sobre un terreno llano que nos permita mantener el ritmo de forma constante.

Otras actividades leves para cuidar las varices

Vamos a recomendaros una serie de ejercicios que clasificamos en de pie, sentados y tumbados que también favorecen el retorno de la sangre.
 De pie: debemos mantener la espalda recta mientras nos ponemos de puntillas bajando lentamente. Este ejercicio lo podemos repetir varias veces a lo largo del día. Si nos es más fácil, podemos llevarlo a cabo apoyándonos en la pared para no perder el equilibrio.
 Sentado: proponemos dos ejercicios; en primer lugar, separar y juntar las puntas de los pies varias veces. En segundo lugar, balancear los pies suavemente desde los dedos a los talones.
 Tumbado: un primer ejercicio sería pedalear al aire boca arriba, moviendo las piernas con cuidado de no separar del suelo la zona lumbar. Otro ejercicio podría ser elevar las piernas y flexionarlas 90º haciendo extensiones llevando el tobillo al glúteo para favorecer el bombeo de la sangre hacia el tronco.
Por otro lado, la natación también es muy buen ejercicio para mejorar el bombeo de la sangre. Es importante realizar también estiramientos como por ejemplo descender el tronco despacio hasta intentar tocar la punta de los pies con una pequeña flexión de rodilla.

Para mejorar la insuficiencia venosa es importante la constancia, así podremos notar los resultados y una menor sensación de pesadez en las piernas e incluso llegar a reducir el tamaño de las venas. Para más consejos, ¡contáctanos! y concierta una primera consulta evaluativa con nuestro equipo de profesionales para que puedan conocer tu caso y ofrecerte los mejores tratamientos y ejercicios para el tratamiento de varices>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia