Si viajas a países con mucho calor, cuida tus piernas

La elevación de las temperaturas durante los meses de verano suelen empeorar las molestias que tenemos en las piernas. Además, es mucho más probable que se acentúen los síntomas que producen las varices. Pueden presentarse molestias como hinchazón, el dolor o el picor de la zona. Por ello, es importante a la hora de viajar que tengamos en cuenta el cuidado de nuestro cuerpo para un mayor bienestar. ¡Descúbrelo en el nuevo post de Vasculine!

El cuidado de las piernas es una tarea imprescindible

El cuidado de las piernas debe ser un básico en nuestra rutina. Es imprescindible y recomendable:

La hidratación: es muy importante, y más en verano, tomar mucha agua, entre unos 8 o 10 vasos al día.

– Evitar el sedentarismo: debemos establecer una rutina de ejercicio que nos permita mantener nuestro cuerpo activo y en forma.

– No fumar: el tabaco tiene efectos negativos que afectan a los capilares y la circulación de la sangre.

– Dieta saludable: debemos llevar a cabo una dieta saludable evitando grasas y azúcares que puedan perjudicar a nuestra circulación.

– Evitar el estrés.

– No se recomienda el uso de prendas muy apretadas: ya que pueden perjudicar el flujo sanguíneo generando una gran presión. Es mejor el uso de prendas más holgadas y frescas que no compriman la piel además de ayudarnos en verano a combatir el calor.

– Se aconseja el uso de cremas que mantengan la piel hidratada y cuidada.

– Es recomendable exfoliar las piernas al menos una vez por semana para eliminar las células muertas.

– Proteger la piel: es importante proteger la piel del sol. Si estemas caminando o de paseo en necesario proteger la zona para que no se produzcan quemaduras o irritaciones.

El cuidado de las piernas en viajes de verano

La temporada de verano es especialmente dura para las personas que padecen de varices. Cuando nos vamos de viajes veraniegos, solemos llevar a cabo una serie de acciones que no son nada aconsejables para el cuidado de las piernas como es: la sobreexposición solar, la falta de ejercicio, los malos hábitos alimenticios o excesos de grasas y alcohol…

Es importante que aunque estemos de vacaciones nos cuidemos y tratemos de evitar estas situaciones extremas, ya que no son nada favorables para nuestra circulación.

El cuidado de las piernas con varices en verano

Las personas que padecen varices o retención de líquidos sufren más que el resto en las épocas de calor. Debido a las altas temperaturas, las venas se dilatan y los síntomas se acentúan. Desde Clínica Vasculine te recomendamos una serie de pautas para cuidar las piernas en verano y evitar que se agraven las molestias.

  1. Duchas de agua fría en las piernas: se debe comenzar por los pies e ir subiendo de forma progresiva hacia los muslos de forma que se estimule la circulación.
  2. Establecer una rutina de ejercicios: es bueno realizar ejercicios físicos para favorecer el retorno venoso. Es recomendable un paseo al día de 30 minutos. Una gran combinación sería realizar este ejercicio por la orilla del mar, de forma que también refrescamos la zona.
  3. Masajear las piernas con crema o gel frío que active nuestra circulación.
  4. Evitar la ropa ajustada: para frenar la opresión y la sensación de calor.
  5. Dormir con las piernas ligeramente elevadas.
  6. No estar en la misma postura mucho tiempo. Es bueno que actives tus piernas con pequeños movimientos.
  7. Beber mucha agua.
  8. Acudir a la playa en horas de menos sol.

Para más recomendaciones contáctanos y estaremos encantados de informarte o concretar una cita informativa para evaluar tu caso!!>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia