¿Varices en verano? Consejos para prevenir y reducir los síntomas

¿Por qué aparecen más las varices en verano? 

La subida de temperatura durante los meses de verano suelen empeorar las molestias en las piernas y acentuar los síntomas de las varices, como son la hinchazón, el cansancio, el dolor o picor.

Esto se debe a que esta sensación de dolor se acentúa al estar en un entorno con una temperatura superior a 25 grados, creándose complicaciones en las varices.  El calor produce vasodilatación, contribuyendo a que empeoren estos trastornos del retorno venoso.

Consejos para prevenir y tratar las varices en verano

Durante todo el año es importante mantener hábitos saludables para mantener las varices bajo control, pero, concretamente, en verano debemos tener especial cuidado con la sobreexposición solar y las altas temperaturas, ya que en ambas situaciones nuestra circulación sufre más.

Te contamos como puedes prevenir su aparición y cómo “cuidarlas” en verano con los siguientes consejos:

  1. Realiza duchas de agua fría para así bajar la temperatura del cuerpo y mejorar la circulación sanguínea en nuestras piernas.
  2. Usar paños de agua fría colocándolos en las piernas.
  3. Colocar las piernas en alto al dormir para mejorar el retorno de la sangre y evitar retención de líquidos.
  4. Usar prendas cómodas y evitar ropa demasiado ceñida.
  5. Evita la exposición solar prolongadas y utiliza una protección solar alta.
  6. En la playa o piscina bañarse con frecuencia para refrescar la zona.
  7. Mantén tus piernas hidratadas, la sequedad hace que la sensación de picor e incomodidad aumente por lo que puedes aplicarte tu crema hidratante enfriada en la nevera para conseguir un efecto refrescante.
  8. Tener una dieta saludable, evitando grasas y azucares en exceso, moderando el consumo de alcohol. Incluir frutas y verduras ricas en fibra a la dieta. Reducir la sal.
  9. Beber mucha agua.
  10. Activar la circulación venosa mediante masajes ascendentes en las piernas.
  11. Evitar exceso calor en las piernas.
  12. Andar por la playa o algún ambiente fresco para evitar las temperaturas excesivas. Otro deporte que podemos realizar es montar en bici en un horario con temperaturas más bajas.
  13. Evitar calzado excesivamente plano, suela mínima de 2 centímetros, y tacones más altos de 5cm.
  14. Si ya tienes varices, usa medias de compresión adecuadas para verano como las de compresión ligera.

¿Por qué es mejor no realizarse el tratamiento en verano?

Las altas temperaturas y la exposición solar del verano hacen que la eliminación de las varices no sea recomendable. Esto se debe a que por estos factores se produzca una vasodilatación, contribuyendo a que empeoren estos trastornos del retorno venoso, siendo también más complicada tanto la realización del tratamiento como la recuperación del mismo. Por esto mismo, se recomienda posponer la realización de tratamientos para las varices a meses del año con temperaturas más bajas que permitan que el tratamiento y su recuperación sean óptimos.

Cualquier época del año en la que no exista una alta exposición solar y unas temperaturas bajas es perfecta para realizar estos tratamientos, como el tratamiento de microespuma. Este consiste en la infiltración de un gel, espuma o mouse, formado por un agente esclerosante, que se bate con gases hasta conseguir esa consistencia, de ahí su nombre.

La sustancia se inyecta en la vena dañada mediante una aguja, provocando que esta“cicatrice”, forzando a la sangre a reconducirse a través de otros conductos más saludables, como la vena enferma no es útil para el cuerpo, al eliminarlas conseguimos optimizar el funcionamiento del sistema circulatorio.

Una vez realizamos el tratamiento es importante seguir las pautas que nuestro equipo médico aconseja:

  1. No quitar el vendaje elástico compresivo durante 24 hasta 72h horas. Será el médico quien lo indique.
  2. No exponer la zona tratada al sol durante las 3 o 4 semanas posteriores.
  3. Aplicar una crema específica sobre la zona dos veces al día dependiendo de la especificación del médico.

Si no quieres que el siguiente verano las varices te den problemas, en Clínica Vasculine contamos con esta técnica innovadora que ofrece grandes resultados a nuestros pacientes y con un equipo de cirujanos vasculares que acumulan más de 20 años de experiencia eliminando varices.

 

Pide tu cita >

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia