¿Por qué salen varices en las piernas durante el embarazo?

Las varices es una patología que puede convertirse en un problema importante de salud. En ocasiones causa dolores y provoca sensación de pesadez y fatiga, siendo realmente incomodo en el día a día para el paciente que lo sufre.

Una mujer en edad fértil es posible que no haya tenido varices. Esto se debe a que suelen darse más en personas de una edad más avanzada. Aún así, con el embarazo, es posible su aparición. Con la gestación, la posibilidad de desarrollar una insuficiencia venosa es mayor, manifestándose la patología en esta etapa, causando molestias a la futura madre.

Varices en el embarazo, ¿por qué aumenta el riesgo? 

Las principales causas de la insuficiencia venosa durante el embarazo son:

  • El aumento de la presión abdominal por el aumento del tamaño del útero que crea dificultad en el transcurso de la sangre a las piernas.
  • Durante el embarazo los niveles de hormonas aumentan, por lo que la progesterona actúa como vasodilatador en las paredes de las venas produciendo un aumento del flujo de sangre en las piernas.
  • Reducción de la actividad física. Esto ocurre frecuentemente debido a las limitaciones en la realización de ciertas prácticas deportivas y al aumento de peso y de volumen hace que sea un poco más complicado realizar una actividad física, haciendo que la futura madre se acostumbre a una vida más sedentaria.

Las varices que se originan en las mujeres embarazadas tienden a desaparecer tras finalizar el embarazo sin necesidad de tratamientos, pero aun así es importante prestarle atención a su aparición.

Consejos para prevenir las varices en el embarazo

Las varices no se pueden evitar al completo, pero con estos consejos podemos ayudar a que se reduzca su aparición o evitarlas durante la gestación:

  • Realizar ejercicio físico adecuado al embarazo para mejorar la circulación como mover los tobillos en el aire o mover las piernas cuando nos encontremos mucho tiempo sentadas.
  • Dormir con las piernas elevadas, usando un cojín para levantar lo pies.
  • Evitar estar durante mucho tiempo de pie.
  • Evitar cruzar las piernas al estar sentada.
  • Cambiar de postura frecuentemente para no estar mucho tiempo ni de pie ni sentada.
  • No usar ropa ajustada en las piernas o cintura.
  • Evitar zapatos de tacón de más de 5 centímetros. También zapatos demasiado planos o zapatos apretados que no permitan la correcta circulación.
  • No cargar peso excesivo.
  • En la ducha aplicar agua fría en las piernas para mejorar la circulación.
  • Hacer masajes circulatorios y en sentido ascendente en las piernas para mejorar y facilitar el retorno de la sangre.
  • Controlar el peso y llevar una dieta saludable.
  • Beber mucha agua, es importante estar hidratada especialmente en esta etapa.
  • Evitar estar expuesta al tabaco de modo pasivo.

¿Ponerse en manos de expertos?

Esta insuficiencia venosa afecta entre el 30% y el 40% de las gestantes, siendo una patología frecuente durante el embarazo. Como hemos comentado previamente, estas suelen desaparecer después del embarazo. Aun así, es aconsejable ponernos en manos de un equipo médico vascular especialista en el tratamiento de varices para tener un mayor control y llevar un seguimiento intensivo de las varices. Así evitaremos sorpresas que posteriormente puedan llevarnos a un problema mayor.

En Clínica Vasculine contamos con un equipo médico especializado con más de 20 años de experiencia para poder realizar desde la evaluación del tipo de variz hasta el seguimiento de las varices y así poder tener un diagnostico claro. Es importante que nuestro equipo médico tenga un seguimiento del caso y así poder prevenir la aparición de problemas vasculares más importantes. Ofrecemos 12 meses de garantía en tratamientos cerrados para respaldar el tratamiento.

Esto se debe a que el sistema varicoso es complejo. Después del tratamiento pueden aparecer ramificaciones. Por ello, contarás con esta garantía que incluye un seguimiento continuado y cualquier retoque que fuera necesario durante los siguientes 12 meses de la realización del tratamiento.

Pregúntanos >

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia