¿Por qué las mujeres suelen tener más problemas vasculares?

Cualquier persona puede padecer varices ya que influyen numerosos factores en su aparición pero, es una realidad que las mujeres son más propensas a la aparición de problemas vasculares por distintos aspectos que hoy, en Clínica Vasculine os contamos en nuestro blog ¡Sigue leyendo!

¿A qué nos referimos con problemas vasculares?

Se trata de problemas derivados de la circulación sanguínea que recogen todas las afecciones que afectan a las arterias, las venas y los vasos linfáticos. Son muy comunes y si no se tratan a tiempo y de la forma más eficaz pueden derivar en problemas mayores más graves.

Algunos de los problemas vasculares más comunes son:

  • Varices: se trata de venas inflamadas y retorcidas que suelen aparecer en las piernas.
  • Vasculitis: es la inflamación de los vasos sanguíneos.
  • Aneurisma: surge por el ensanchamiento o abultamiento en la pared de una arteria.
  • Arterioesclerosis: es una enfermedad en la que se acumula placa dentro de las arterias. Dicha placa está compuesta por: grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que contiene la sangre.
  • Enfermedad de las arterias coronarias y enfermedades de las arterias carótidas: son las afecciones relacionadas con el estrechamiento y el bloqueo de una arteria.
  • Coágulos sanguíneos: pudiendo desarrollar trombosis venosa profunda y embolia pulmonar.
  • Enfermedad de Raynaud: trastorno que provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos.
  • Accidentes Cerebrovasculares: este problema se desarrolla cuando se detiene el flujo de sangre en el cerebro.

Las causas de los problemas circulatorios dependen de la enfermedad específica de la que se trate, pero las principales causas pueden ser:

  • Genética
  • Enfermedades del corazón
  • Medicamentos
  • Hormonas
  • Lesiones
  • Infecciones

Mujeres y problemas vasculares en las piernas, ¿por qué es más común?

Las mujeres son más propensas a desarrollar varices y arañitas vasculares en las piernas por diversos motivos como:

  • Embarazo
  • Métodos anticonceptivos
  • Cambios hormonales durante las diversas etapas de la vida como es la aparición de la regla o la menopausia.

Problemas vasculares en el embarazo, aún más presentes

La insuficiencia venosa no es una enfermedad exclusiva derivada del embarazo pero, es cierto que, en esta etapa es muy frecuente su aparición.

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios que incluyen modificaciones en el aparato circulatorio, debido a que la cantidad de sangre que circula por el cuerpo aumenta en gran medida y, la presión del útero, a medida que se va haciendo más grande, provoca que se compriman los vasos sanguíneos de la pelvis, que son los encargados de llevar la sangre venosa al corazón. Esto hace que una pequeña cantidad de sangre se quede estancada en las venas superficiales.

Las principales causas de la insuficiencia venosa durante el embarazo son:

  • El incremento de la presión abdominal como consecuencia del aumento de tamaño del útero, que genera cierta dificultad en el transcurso de la sangre a las extremidades inferiores.
  • Durante el embarazo, los niveles de hormonas aumentan, por lo que la progesterona actúa como vasodilatador en las paredes de las venas produciendo un aumento del flujo de sangre en las piernas.
  • Reducción de la actividad física. Esto ocurre frecuentemente debido a las limitaciones en la realización de ciertas prácticas deportivas. El incremento de peso y volumen también hace que sea un poco más complicado realizar actividades físicas, acostumbrando a la futura madre a una vida más sedentaria.

¿Por qué la enfermedad vascular es más grave en mujeres?

Este tipo de afecciones son más graves en los casos femeninos debido a que las características propias del sexo femenino pueden solapar síntomas y factores de riesgo importantes. De hecho, este tipo de enfermedades afectan a más hombres, pero el riesgo femenino se incrementa por diversos factores como:

  • Complicaciones del embarazo
  • Menopausia
  • Anticonceptivos
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Sedentarismo
  • Estrés y depresión

En Clínica Vasculine tratamos todo tipo de varices sin cirugía ni anestesia gracias a la experiencia de más de 20 años de nuestro equipo de cirujanos vasculares y sus conocimientos sobre las mejores técnicas y tratamientos para combatir el caso de cada paciente de forma personalizada. ¡Ponte en manos de expertos! >>>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia