Se acerca el calor, ¿cómo prevenir las varices?

El calor es un temible enemigo para prevenir las varices. Una correcta circulación de la sangre es fundamental para nuestra salud, siendo las varices unas venas dilatadas que se caracterizan por la incapacidad de realizar un retorno de la sangre al corazón de un modo eficaz. De este modo, se provoca una insuficiencia venosa. También que éstas se inflamen y dilaten.

Entre las causas que provocan un empeoramiento notable a esta patología es el calor, siendo uno de sus enemigos principales. ¡Hoy te contamos todo en Vasculine!

El calor y la prevención de varices

El calor que nuestra piel sufre con temperaturas elevadas provoca dilataciones en nuestras venas. Por ello, empeoran los síntomas que padecemos cuando tenemos varices. Estos síntomas comúnmente son: hinchazón de las piernas, sensación de pesadez, hormigueo etc.

Cuando las temperaturas a las que nuestro cuerpo está expuesto son superiores a 25 grados, nuestras varices pueden comenzar a sufrir complicaciones debido a la vasodilatación. Esto suele ocurrir en verano, en ambientes calurosos como, por ejemplo, una sauna o baño de agua muy caliente, países con temperaturas muy elevadas todo el año o incluso con el uso de productos calientes en nuestro cuerpo como es la cera caliente.

Cómo prevenir las varices en las piernas

No existen unas pautas que con seguirlas consigamos evitar que las varices no aparezcan, ya que dependen de varios factores, entre ellos, la disposición genética. Igualmente, podemos seguir ciertas recomendaciones para tratar de retrasar el desarrollo de las varices o el empeoramiento de las ya existentes:

  1. Evitar ropa ajustada, ya que esta puede provocar dificultades en la circulación de la sangre.
  2. Aplicar agua fría en las piernas o geles efecto frío para aliviar los síntomas.
  3. Utilizar medias de compresión. Estas nos ayudan a impulsar la sangre hasta el corazón, pueden ser incomodas debido al calor pero es importante utilizarlas. En estos meses podemos optar por unas medias de buena calidad con materiales transpirables.
  4. Hidratar a diario nuestra piel y utilizar protección solar.
  5. Caminar por la playa para activar la circulación.
  6. Evitar la exposición al sol durante tiempo prolongado.
  7. Utiliza fármacos venotónicos si un médico lo ha prescrito previamente. Estos nos ayudan a aliviar los síntomas de la insuficiencia venosa. Eso sí, consulta siempre con tu médico.
  8. Báñate en el mar o la piscina para aliviar la sensación de piernas cansadas y ayudar a activar la circulación de la zona.
  9. Mantén una dieta equilibrada rica en fibra, fruta y verduras evitando productos altos en sal y azúcares.

Clínica Vasculine para prevenir varices

En Clínica Vasculine contamos con diferentes tratamientos para tratar las varices de todo tipo, sean del grado que sean. Simplificando el sistema venoso, y para hacerlo más entendible, podemos dividir los tipos de varices en 4 grados distintos, dependiendo de su profundidad y grosor:

  1. Varices finas

Dentro de las varices finas encontramos las varices de grado 1, compuestas por varices superficiales o varículas. Estas son las varices más superficiales y finas, además de las más habituales, también conocidas como arañas vasculares. Podemos tratarlas con microespuma.

  1. Varices medias y gruesas

En esta clasificación entran las varices de grado 2, 3 y 4.

Las varices de grado 2 son varices subcutáneas, más profundas y representan el segundo tipo de variz más común. Suelen ir acompañadas de síntomas como pesadez o cansancio de piernas, dolor, calambres etc. En este caso ya no sólo se trata de un problema estético, sino de salud.

Las varices de grado 3 son más gruesas, tienen origen en la disfunción de las venas safenas, que son  las más profundas y gruesas. Este tipo de variz viene acompañada de molestias como hemos citado previamente en las varices de tipo 2, pero con más intensidad.

Tanto las varices de grado 2 como 3 pueden ser tratadas con varias técnicas poco invasivas para el paciente como son la microespuma, o sistemas que combinan la ablación química y mecánica.

Por último, las varices de grado 4 son aquellas que presentan complicaciones como úlceras, cambios tróficos en la piel, flebitis o tromboflebitis.

Desde Clínica Vasculine esperamos haberte sido de ayuda. Si estás buscando un tratamiento en Madrid, no dudes en contactarnos.

Pregúntanos >>

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia