¿Para qué sirven las medias de compresión para las varices?

Las medias de compresión son utilizadas en muchas ocasiones para aliviar algunos de los síntomas asociados a las varices, ayudando en la circulación sanguínea en las piernas. Por regla general, tienen un doble efecto: preventivo y terapéutico. Estas medias ejercen presión gradual favoreciendo el retorno venoso.

Debemos de tener en cuenta que el uso de las medias ayudan a mejorar algunos síntomas de las varices. No obstante, no son una solución para eliminarlas.

Estas medias tienen diferentes niveles de compresión, ajustándose a cada caso. Pueden ser de compresión leve, media y fuerte. ¡Descubre más con Clínica Vasculine!

¿Cómo benefician las medias de compresión la circulación?

El uso de las medias de compresión puede tener distintos beneficios:

  • Ayudar a favorecer el retorno venoso de la sangre.
  • Reducir la sensación de pesadez que provocan las varices.
  • Ayudar en la recuperación tras la realización de un tratamiento de varices. Es habitual su uso después de nuestros tratamientos.
  • Disminuir la hinchazón de la pierna provocado por las varices.

Estos beneficios se suelen percibir con rapidez. Además, suelen ser un gran aliado en aquellos pacientes que pasan mucho tiempo sentados o de pie.

Las medias de compresión para diferentes problemas

El uso de este tipo de medias de compresión puede ser recomendable en distintos escenarios, tanto en las primeras apariciones de varices o arañas vasculares, como una vez realizado un tratamiento para eliminarlas. Es el caso de una escleroterapia u otros. También pueden ser de gran ayuda si se sufre de alteraciones en las venas por embarazo. Incluso por necesidades que nos obliguen a permanecer mucho tiempo sentados o de pie. Las medias también se pueden emplear como prevención de úlceras y trombosis.

Además, fuera de la patología vascular, pueden ser de ayuda para personas que retienen líquidos, viajan en avión de forma habitual o que tiene pesadez de piernas por sobrepeso.

Tipos de medias de compresión

Es importante utilizar el tipo de media apropiado para cada caso. Existen diferentes niveles de compresión y longitud.

  1. Compresión leve: son medias con una presión suave, apropiadas generalmente para casos de piernas cansadas o hinchazón leve.
  2. Nivel medio: aplicables a casos con edema frecuente, varices estéticas o tras la realización de algunos tratamientos para mejorar la recuperación.
  3. Compresión fuerte: éstas ejercen una presión muy intensa, recomendadas en casos de insuficiencia venosa avanzada u obstrucción venosa.

El tipo de medias que utilizar lo debe indicar el médico tras el estudio y necesidades de cada paciente.

Medias de compresión, tipos de longitud

Por otro lado, la longitud de las medias también es importante y cada cual nos ayuda en diferentes aspectos.

  1. Medias cortas: llegan hasta la rodilla, indicadas para pacientes con síntomas en la parte inferior de las piernas.
  2. Medias largas: indicadas cuando se necesita influir sobre la circulación en toda la pierna.

Es importante el uso adecuado de este tipo de media. A veces, en verano, se tiende a dejar de usarlas por el calor. Sin embargo, con altas temperaturas suele ser cuando más se necesitan. Esto se debe a que las venas tienden a dilatarse por el calor.

Medias de compresión varices, consideraciones básicas

Las medias se deben de reemplazar cada 3-6 meses, cuando éstas pierdan su función compresiva. Se recomienda colocarlas por las mañanas, ya que es cuando menos hinchada está la zona, colocándolas sentados o tumbados hasta el momento en el que vayamos a dormir.

No obstante, estas recomendaciones son generales y debe de ser un médico especializado el que indique las pautas a seguir según cada caso particular.

¿Cuándo debemos contactar con un médico especialista en varices?

Desde la primera aparición de varices o arañas vasculares, es recomendable acudir a un cirujano vascular para recibir una evaluación del estado de las venas y valorar los pasos a seguir.

Debemos de tener presente que cuanto menor es la variz, menos avanzada está su desarrollo y es más fácil y rápido tratarla.

Pero, sobre todo, es importante no ignorarlas y acudir a un especialista, ya que los problemas circulatorios no son solo estéticos, y pueden derivar en problemas más graves de salud.

Si padeces de varices y quieres más información sobre que medias de compresión se adaptan a tu caso, no dudes en ponerse en contacto con nosotros. ¡En Clínica Vasculine estaremos encantados de ayudarte!

Debemos de tener presente que la práctica totalidad de las varices se puede tratar con éxito médico y estético, sin necesidad de cirugía.

 

Pregúntanos >

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia