Prevención para la aparición de varices

Las varices en su esencia son dilataciones venosas que comúnmente se producen en las piernas. Éstas se caracterizan por ser venas con incapacidad de proporcionar un retorno venoso eficaz de la sangre al corazón.

Pueden aparecer por diferentes motivos. Un ejemplo de ello los factores hereditarios; es decir, si existen antecedentes familiares con casos de varices, lo que aumenta la posibilidad de sufrir esta patología. No obstante, hay otros muchos motivos que pueden actuar como desencadenante: el embarazo, sobrepeso, sedentarismo o trabajos que implican pasar muchas horas sentado o de pie. ¡Descubre más en Clínica Vasculine!

¿Existe una edad más propensa a la aparición de varices? 

No existe una edad concreta en la que las varices se manifiesten. Las varices pueden desarrollarse en diferentes rangos de edad, pudiendo aparecer en la adolescencia o en una edad mucho más avanzada. En cuanto a sexos, aunque las mujeres son más propensas, los hombres también pueden desarrollar esta patología. En este último caso, suelen ser más llamativas.

De manera orientativa, podemos hacer una estimación de los perfiles más propensos a padecer varices, por edad, sexo u otros factores:

  • Edad entre 40 y 60 años: a partir de los 40 años las venas varicosas pueden aumentar el riesgo de deterioro. En el caso de las mujeres, esto se puede deber a que las hormonas ayuden a generar una debilidad de la pared venosa, produciendo una mayor dilatación. Este motivo, junto a los cambios físicos de embarazos u otros estados como menopausia, convierten a las varices en una fuente de dolencias frecuente en mujeres de esta edad.

A partir de edades más avanzadas, en torno a los 60 años, la aparición de las varices también puede estar provocada a la debilitación de las venas, empeorando su funcionamiento. Si bien este último rango de edad presenta aparición de varices habitualmente, alrededor del 35% de los adultos en edad laboral comienzan ya a presentar síntomas.

  • Mujeres: aproximadamente la mitad de las mujeres pueden parecer insuficiencia venosa. En el caso de los hombres, este dato suele reducirse a 1 de cada 4. Esto se debe principalmente a la influencia de hormonas, estrógenos y progesterona.

Otros perfiles en la aparición de varices

  • Cambios hormonales: la aparición de la menopausia o el embarazo son capítulos que van de la mano de grandes cambios hormonales y físicos que pueden afectar al desarrollo de varices. Estos cambios hormonales también pueden provocarse con la toma de anticonceptivos, por ejemplo.
  • Sedentarismo: una vida sedentaria sin movilidad física debilita la musculatura. Esto puede acarrear dificultad en la circulación sanguínea.
  • Mala alimentación: aquellas personas con dietas inadecuadas, ricas en grasas saturadas y transgénicas son más propensos a sufrir igualmente problemas circulatorios. Esta pauta puede generar consecuencias como sobrepeso, problemas musculares y aparición de varices.

Personas con mayor riesgo de tener varices

Como hemos comentado previamente, la aparición de las varices no se concentra dentro de una franja de edad concreta. El rango es amplio, y podría definirse entre los 18 y los 60. No obstante, esto no excluye que puedan aparecer en otra franjas de edad.

No debemos guiarnos por la edad y confiarnos. Debemos cuidarnos frente a esta insuficiencia venosa, ya que no se trata únicamente de un problema estético, sino de una patología que puede traer problemas importantes de salud. Por ello, independientemente de la edad, una vez aparecen debemos tratarlas lo antes posible. Cuanto mayor sea el grado de desarrollo de la variz, más dificultad conlleva tratarla.

En Clínica Vasculine tratamos a pacientes de edades muy diversas y con diferentes grados y tipos de varices. Aunque el rango de edad más común que tratamos son mujeres entre los 40 y 60 años, cada día acuden a nosotros personas más jóvenes que buscan atajar este patología antes de que sean mayores.

Consejos para prevenir la aparición de varices

A continuación facilitamos algunos consejos que son útiles tanto para prevenir o retrasar la aparición de varices, como para intentar frenar el crecimiento de las que ya se tengan.

  1. Usar prendas cómodas evitando ropa ceñida.
  2. Llevar una dieta saludable, rica en fibra, verduras y frutas, reduciendo la sal.
  3. No fumar ni beber alcohol.
  4. Mantenerse hidratado bebiendo el agua necesaria.
  5. Activar la circulación venosa mediante masajes.
  6. Refrescar las piernas con agua fría para combatir la dilatación.
  7. Evitar el calor en exceso en la zona.
  8. Practicar deporte de manera habitual.
  9. Evitar estar mucho tiempo en la misma posición, ya sea sentado o de pie.
  10. Evitar cruzar las piernas durante mucho tiempo.
  11. Evitar el uso de calzado más alto de 5cms.

Independientemente de la edad o sexo, si padeces de varices es importante acudir a un cirujano vascular. De este modo, él valorará su estado y si es recomendable tratarlas. En muchas ocasiones, el problema puede ser meramente estético. También te ayudará a mantenerlas controladas para evitar que se conviertan en un problema para la salud.

Si padeces de varices y quieres saber posibles soluciones, puedes contactar con Clínica Vasculine.  ¡Pide una cita con uno de nuestros cirujanos vasculares!

Debemos de tener presente que la práctica totalidad de las varices se puede tratar con éxito médico y estético, sin necesidad de cirugía.

 

Pregúntanos >

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia