Insuficiencia venosa, reponer la salud venosa tras el confinamiento

Las medidas de confinamiento y restricciones consecuencia de la pandemia que nos está tocando vivir por Covid-19 han afectado a la movilidad de la movilidad de las personas durante meses.

Una de las consecuencias, enfocándonos en el cuidado de las varices, es que esta falta de movilidad puede afectar negativamente a la insuficiencia venosa. ¡Descubre más con el blog de Clínica Vasculine!

Las consecuencias de la falta de movimiento para el sistema venoso 

En España, alrededor de un 30% de la población sufre insuficiencia venosa crónica. Esta patología consiste en la dificultad de las venas para retornar la sangre al corazón, y sus síntomas van desde la aparición de dolor, hormigueos, pesadez hasta la más visual que es el desarrollo de arañas vasculares o varices.

Las personas que sufren de Insuficiencia Venosa necesitan seguir ciertas pautas para tratar los síntomas y mejorarlos, entre ellos realizar ejercicio constante ya sea saliendo a caminar o algunos ejercicios que podemos hacer en casa como complemento que ayudan a mejorar el retorno venoso.

Tras un periodo tan largo de confinamiento con tantas restricciones para salir a la calle y el consecuente aumento del sedentarismo,  el sistema venoso puede sufrir las consecuencias de la falta de ejercicio empeorando los síntomas.

¿Qué ejercicios realizar para mejorar la insuficiencia venosa?

El ejercicio es un gran aliado para mejorar la circulación de nuestras venas, activando nuestras piernas impulsamos la sangre en su retorno al corazón.

Además de caminar una media hora al día, existen ciertos ejercicios que pueden ayudar a mejorar la insuficiencia venosa:

  • Subir escaleras o dar paseos por el pasillo de casa.
  • Natación.
  • Acostarse boca arriba y mover las piernas como si estuviéramos montando una bicicleta.
  • Manteniendo la espalda recta y abriendo un poco las piernas, elevamos y bajamos los talones de los pies sobre las puntas. Este ejercicio lo podemos repetir unas 3 o 4 veces al día con series de 10 a 15 repeticiones.
  • Utilizar un banco o un escalón para subir y bajarlo durante 5 minutos al día.

Estos ejercicios son útiles para activar la circulación tanto fuera de casa como dentro. Debemos evitar ejercicios o deportes que nos provoquen variaciones bruscas de presión en las venas, por ejemplo saltos.

Importancia de seguir unos hábitos de vida saludables

Además de la realización con regularidad de ejercicio recomendamos mantener unos hábitos de vida saludable como los que vamos a mencionar a continuación:

  1. Usar prendas cómodas y evitar ropa demasiado ceñida.
  2. Tener una dieta saludable, evitando grasas y azucares en exceso, moderando el consumo de alcohol. Incluir frutas y verduras ricas en fibra a la dieta. Reducir la sal.
  3. No fumar.
  4. Beber agua suficiente.
  5. Mantener las piernas ligeramente elevadas durante el sueño.
  6. Activar la circulación venosa mediante masajes ascendentes en las piernas.
  7. Refrescar las piernas con agua fría para combatir la dilatación.
  8. Evitar exceso calor en las piernas, así como duchas o baños con agua muy caliente.
  9. Practicar ejercicio de forma habitual.
  10. Evitar estar mucho tiempo seguido de pie, parado o sentado.
  11. Utilizar medias terapéuticas en función al grado de compresión necesitada.
  12. Evita cruzar las piernas. Esta posición dificulta del flujo de la sangre.
  13. Evitar en lo posible tacones más altos de 5cm y usar calzado con una suela mínima de 2 centímetros.
  14. Mantener elevadas las piernas 3 o 4 veces al día durante 15 minutos.
  15. Tratar de optar por andar en vez de utilizar el transporte público en la medida de lo posible o usar las escaleras en vez del ascensor.

Todas estas pautas nos ayudarán a mejorar la circulación de las piernas y por ello aliviar los síntomas de la insuficiencia venosa.

Si padeces de varices y quieres saber posibles soluciones, puedes contactar con Clínica Vasculine y pedir una cita con uno de nuestros cirujanos vasculares. El Ecodoppler que realizan permite conocer el estado venoso con precisión.

Debemos de tener presente que la práctica totalidad de las varices se puede tratar con éxito médico y estético, sin necesidad de cirugía.

 

Pide cita  >>

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia