Post-operatorio de varices: Normas y cuidados

La cirugía de varices y su posterior post-operatorio pueden ser, en cierto modo, algo tedioso en tu día a día.

Pero, sin lugar a dudas, desempeñan un papel crucial en el tratamiento de esta afección. La cirugía alivia el malestar, mejora la apariencia de las piernas y previene complicaciones graves. Su importancia radica en varios aspectos; las venas varicosas pueden causar molestias considerables, como dolor, hinchazón, picazón y calambres en las piernas. Además, pueden llevar a complicaciones más graves, como úlceras en la piel o trombosis venosa profunda. Otro aspecto muy importante que no se debe dejar de lado es la atención post-cirugía, ya que esto será un factor clave para el éxito de la misma. Estos cuidados permiten prevenir complicaciones (como infecciones o hemorragias) y llevar un proceso de curación y cicatrización de manera idónea. Si quieres saber más sobre los cuidados tras una operación de varices, ¡sigue leyendo este post de Clínica Vasculine!

Preparación para el post-operatorio

Antes de iniciar el proceso de cirugía, se habrán realizado varias consultas con el especialista vascular para determinar el problema concreto que está afectando a la circulación. Además, el cirujano le pedirá al paciente que se realice algunos exámenes preoperatorios; electrocardiograma, prueba de anestesia y perfil hematológico son los principales.
Hay que tener en cuenta que, antes de la operación, habrá que dejar el hogar preparado para reposar y llevar a cabo una correcta recuperación. Algunos de los consejos para dejarlo todo a punto son:
• Liberar espacio y despejar pasillos para evitar golpes indeseados al andar por casa.
• Preparar un espacio (cama, sillón, etc.) para mantener las piernas elevadas durante las primeras horas tras la intervención.
• Dejar preparadas gasas limpias, material de desinfección de heridas y medias de compresión para poder usarlas los días después de la operación.

Normas para el post-operatorio

• A partir de las 24h después de la operación, se debe caminar entre 15-10 minutos, 2-3 veces al día.
Evitar permanecer de pie durante largos ratos en las dos primeras semanas tras la intervención.
• Se recomienda dar pequeños paseos con deportivas dentro del domicilio para estimular la circulación.
• Evitar tener las piernas paradas durante largos periodos de tiempo. Mientras se está sentado, se pueden hacer movimientos circulares con las piernas para facilitar el flujo de sangre.
• Mantener las piernas en un ángulo de 45º mientras se está en reposo.
• Se debe mantener la media y los apósitos proporcionados por el cirujano en quirófano durante 48 horas.
Limpiar las heridas y poner gasas limpias y secas encima. Después de esto, se coloca la media compresora indicada por el cirujano.
Evitar cargar peso durante dos semanas tras la intervención. Si es posible, buscar a otra persona que realice las tareas de la casa.
• Es muy importante seguir en todo momento las indicaciones proporcionadas por el cirujano vascular, ya que estarán adaptadas al caso individual de cada paciente.

Cuidado de la herida

Como se ha mencionado, es importante mantener la incisión quirúrgica limpia tras la intervención. Para ello, se debe lavar suavemente con gel antiséptico, secarla con una toalla limpia y colocar las gasas y medias compresoras. La frecuencia con la que se debe hacer la limpieza varía según el tipo de intervención, esto es indicado por el médico tras la operación.
Es muy importante usar vendaje y gasas estériles, así como los apósitos que el cirujano indique como ideales.

Control del dolor y la inflamación

El correcto cuidado de la herida hará más fácil evitar complicaciones. Además, es posible que el especialista recomiende antiinflamatorios y medicamentos contra el dolor para hacer el proceso más llevadero.
En cualquier caso, si al destapar la incisión quirúrgica se observa pus o inflamación desmedida, se debe contactar de inmediato con el cirujano vascular.

Movilidad y ejercicio

También hay que recordar que durante las semanas siguientes a la intervención, el ejercicio debe ser suave y sin cargar peso. Pequeños paseos en los que se aumenta la duración en 5 minutos cada semana pueden ser muy útiles para el flujo sanguíneo.
No es recomendable permanecer en la misma postura durante más de 30 minutos, ya sea de pie o sentado. Tampoco se deben cruzar las piernas al estar sentado. Es recomendable mover las piernas constantemente y mantenerlas elevadas cuando se está en reposo.

Dieta y nutrición

Una dieta equilibrada ayudará a que la recuperación sea más rápida, ya que el organismo necesitará todos los nutrientes de la comida para cicatrizar la herida. Además, se aconseja una hidratación constante en el día a día para mejorar el flujo sanguíneo.

Signos de advertencia y cuándo buscar ayuda médica

Algunos síntomas que podrían indicar complicaciones en el proceso de curación son:
• Levantamiento de los extremos de la herida
• Inflamación e hinchazón exagerada
• Expulsión de pus o líquidos
• Sangrado
• Fiebre (mayor a 38º)
• Dolor extremo y pérdida de sensibilidad
Si se presentan estos síntomas es necesario contactar con un médico de inmediato.

Apoyo emocional y cuidado mental

El apoyo emocional también es importante durante todo el proceso. Es positivo que el paciente se encuentre acompañado por seres queridos, y que le puedan ayudar a realizar las tareas más pesadas durante la recuperación.
Si el paciente se siente solo y le comienza a afectar, puede contactar con su centro de salud para que le proporcionen recursos psicológicos.

Conclusiones

Seguir las normas y cuidados de un post-operatorio en cirugía vascular es crucial para prevenir complicaciones, facilitar una recuperación efectiva y mantener una salud vascular óptima. Esto incluye evitar infecciones, garantizar una cicatrización adecuada y prevenir la recurrencia de problemas vasculares.
Animamos a los lectores a cuidar de su salud vascular manteniendo un estilo de vida saludable, controlando el peso, haciendo ejercicio regularmente, evitando el tabaco, realizando revisiones médicas periódicas y, si es necesario, utilizando medias de compresión. Si se tienen preocupaciones sobre la salud vascular, lo mejor es acudir a un especialista para un diagnóstico personalizado.

Clínica Vasculine es un centro médico especializado en la eliminación de todo tipo de varices, contando con un equipo médico con más de 20 años de experiencia. Si estás buscando una clínica donde tratar tus varices en Madrid, ¡escríbenos! >>>>>>

2 comentarios en “Post-operatorio de varices: Normas y cuidados

  1. Se puede conducir después de la cirugía de la vena safena , cuantos días ? Después del post operatorio

    1. Hola Gloria Lucelly.
      Si la cirugía es menor se recomienda esperar de 2 a 3 días para volver a conducir. Pero si la cirugía es mayor, es aconsejable esperar a que le retiren el vendaje y los puntos de sutura para poder conducir de forma segura. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia