Principales precauciones tras la realización de un tratamiento de varices

Los cuidados después de realizar un tratamiento de varices son fundamentales para garantizar una recuperación completa y satisfactoria. Es necesario realizar una serie de cuidados y seguir ciertas indicaciones que en Clínica Vasculine te hemos venido a contar. ¡Descubre toda la información en el siguiente post! 

El papel de las medias de compresión tras el tratamiento

Tras una sesión de eliminación de varices es posible que suela aparecer enrojecimiento e hinchazón en el área tratada. Estos efectos suelen desaparecer en pocos días. También es habitual que aparezca pigmentación, que son manchas de color marrón-púrpura. Son pigmentaciones de origen férrico y suele desaparecer en casi todos los casos en un plazo de 12 a 24 meses después del láser o la escleroterapia. No requieren ningún tratamiento y se irán aclarando por si solas.

Una de las dudas más frecuentes en la consulta de varices es sí se debe o no usar las medias de compresión después de un tratamiento para eliminar las varices. En condiciones normales tras un tratamiento de escleroterapia se recomienda siempre llevar medias de compresión.

La explicación de por qué deben llevarse es sencilla. Durante el tratamiento de varices se le inyecta al paciente una solución líquida o en forma de espuma dentro de las venas, entonces es importante la compresión, ya que reduce significativamente la aparición de moratones o hematomas en el sitio de punción, además permite un mejor contacto de la pared venosa con el medicamento, aumentando así su efectividad y evitando complicaciones en la zona tratada.

Es importante diferenciar bien cada caso, ya que el uso de las medias de compresión dependerá de las condiciones particulares de cada paciente. Aunque el uso de las medias de compresión mejora el resultado de la esclerosis de varices, no siempre se pueden emplear y no significa que el tratamiento no se pueda llevar a cabo. Algunos de los casos en los que estaría contraindicado usarlas sería por ejemplo en pacientes ancianos con problemas articulares o con obesidad, personas con úlceras venosas activas, en pacientes que presenten algún tipo de reacción alérgica a la silicona de la media o algún componente de la venda.

Cuando el tratamiento empleado para eliminar las varices es un láser vascular no hace falta el uso de la compresión.

Tratamiento para las varices, recomendaciones generales para el paciente 

Después de un tratamiento de varices es aconsejable seguir una serie de recomendaciones.

Conviene evitar la exposición solar de la zona tratada durante las 2 semanas posteriores al tratamiento, además de utilizar una crema de alta protección y evitar pasear o caminar con pantalones cortos, faldas o vestidas para evitar que los rayos de sol alcancen esa zona.

No se recomienda realizar deportes bruscos (correr, saltar, realizar acciones de gran esfuerzo) en los días siguientes a la realización del tratamiento. Lo mejor es esperar entre 7 y 10 días para retomar una rutina de ejercicios de este tipo. Durante este mismo periodo también recomendamos que se abstenga de alzar un peso mayor a 9 kg. Hasta entonces, se recomienda un entrenamiento moderado: caminar o utilizar cintas caminadoras pero no correr o realizar actividades vigorosas. La vena está en proceso de sanación y cualquier fuerza adicional podría hacer que la vena tratada se vuelva a abrir.

¿Es aconsejable realizar masajes después de un tratamiento de varices?

Tras el tratamiento es muy bueno realizar masajes con alguna crema hidratante rica en aloe vera para que el enrojecimiento de la zona tratada desaparezca.

Clínica Vasculine es un centro médico especializado en la eliminación de todo tipo de varices, contando con un equipo médico con más de 20 años de experiencia. Si estás buscando una clínica donde tratar tus varices en Madrid, ¡escríbenos! >>>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia