Bultos después de la operación de varices, ¿a qué se pueden deber?

Las intervenciones de varices que llevamos a cabo en Clínica Vasculine generalmente cuentan con escasas complicaciones. No obstante, debemos tener en cuenta que el sistema venoso es muy complejo. Tras una operación de varices pueden surgir posibles ramificaciones imprevistas o alguna complicación de poca gravedad y fácil manejo. Un claro ejemplo es la aparición de bultos después de la operación de varices. ¡Hoy os contamos todo sobre esta afección!

Bultos en las piernas con varices

Es normal que surjan bultos duros al tacto en el recorrido de las venas tratadas como consecuencia de la evolución que experimenta la inflamación y el hematoma de la zona tratada. De todas formas, esta clase de bultos desaparecen con el tiempo en función de la recuperación de cada paciente.

Varices y bultos en las piernas, ¿debería preocuparme?

Respecto al grado de preocupación que debemos tener frente a este tipo de afecciones, no es preocupante. Como comentábamos anteriormente, esta clase de bultos palpables al tacto desaparecen con el tiempo en todos los casos. Lo que sí debemos tener en cuenta es que, si no se movilizan en gran medida las piernas con unos buenos ejercicios de recuperación, la reabsorción será más lenta que en un paciente que ejercite sus extremidades inferiores para acelerar el proceso de recuperación.

En algunos casos los bultos pueden resultar molestos a la palpación. Sin embargo, estos supuestos son muy poco habituales. En el caso de que esta molestia suceda, se recomienda aplicar alguna pomada, tomar algún medicamento antiinflamatorio o incluso prolongar el uso de las medias de compresión hasta su desaparición.

Eso sí, como siempre os recomendamos, estas medidas deben ser previamente prescritas por un médico especialista en varices. Este es es el profesional adecuado para diagnosticar un tratamiento adecuado para estos casos.

Clínica Vasculine, la mejor clínica de varices de Madrid

En Clínica Vasculine apostamos por diversas técnicas de última generación que nos permiten realizar TODOS nuestros tratamientos sin cirugía ni anestesia de una forma muy poco invasiva. En muchos casos, combinamos diferentes procedimientos con la finalidad de obtener los mejores resultados para nuestros pacientes.

Contamos con un área vascular compuesta por un equipo de cirujanos vasculares con una experiencia de más de 20 años que nos permite tratar TODOS los tipos de varices y de problemas vasculares. Además, para ayudarnos a ofrecer un diagnóstico completo, eficaz y personalizado para cada uno de nuestros pacientes, previamente al tratamiento se lleva a cabo un Eco Doppler.

El Eco Doppler consiste en una radiografía realizada de forma indolora y sencilla de nuestro sistema venoso interno para conocer el estado actual de las varices en profundidad. De esta forma, nuestro equipo especializado en cirugía vascular puede saber si el riego sanguíneo fluye con normalidad o si hay alguna alteración interna. Así se podrán recomendar los tratamientos más adecuados en cada caso.

En Clínica Vasculine nos importa la salud y el cuidado de nuestros pacientes. De este modo, para respaldar su confianza, ofrecemos una garantía de 12 meses en tratamientos cerrados que incluye un seguimiento continuado de los resultados y los retoques que sean necesarios en cualquier momento debido a las posibles ramificaciones imprevistas que pudiesen aparecer ¡Te esperamos! >>>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia