¿El fisioterapeuta tiene algo que hacer contra las varices?

La fisioterapia puede aportar numerosos beneficios en distintos aspectos relacionados con la salud y el cuidado del cuerpo. En esta ocasión, vamos a centrarnos en la fisioterapia para varices que, recordemos, son dilataciones que se producen en las venas superficiales.

En el blog de hoy vamos a tratar todos los aspectos relacionados con esta patología tan generalizada. De modo que entendamos la fisioterapia como factor de actuación para prevenir, retrasar o, en el caso de que se hayan desarrollado las varices en el cuerpo del paciente, reducir los síntomas de este problema. ¡Sigue leyendo lo nuevo de Vasculine!

Varices y fisioterapia, dos mundos unidos

La fisioterapia y las varices tienen una muy buena relación. Esta rama cuenta con numerosas técnicas a disposición para los tratamientos de varices y para poder prevenir o retrasar lo máximo posible su aparición.

La fisioterapia influye en gran medida en el tratamiento y la prevención de varices ya que tiene a su disposición toda una amplia serie de técnicas que se pueden emplear en los tratamientos de varices con la finalidad de mejorar este problema y de prevenirlo eficazmente en la medida de lo posible.

Beneficios del fisioterapeuta para varices

Las técnicas de terapia física llevadas a cabo por un profesional fisioterapeuta ocupan un lugar esencial en el tratamiento de patologías crónicas relacionadas con la insuficiencia venosa, ya que nos ayuda a prevenir y tratar los problemas asociados a la dificultad del retorno venoso. Podemos hablar de beneficios como:

  • Tratar los edemas iniciales.
  • Reducir la sensación de hinchazón.
  • El cambio de color en la piel.
  • Combatir el hormigueo y el picor provocado en la zona afectada.
  • Drenaje localizado para mejorar la circulación sanguínea y otros ejercicios especializados para prevenir la aparición de las varices o incluso de úlceras varicosas.

La fisioterapia para varices mejorará la circulación

La fisioterapia servirá para realizar ejercicios directamente sobre la zona afectada que ayuden a reducir los síntomas provocados por la insuficiencia venosa y a retrasar, en la medida de lo posible, la aparición de varices.

En cuanto al tratamiento fisioterapéutico para varices que se lleve a cabo, debe estar adecuado a las particularidades de cada paciente, ya que el caso de cada uno es muy personalizado debido a la posible influencia de numerosos factores. Por ello, contemplamos que son técnicas muy apropiadas, pues la fisioterapia tiene la capacidad de adaptarse a todo tipo de personas con varices.

De todas formas, es importante que cuando el paciente acuda al centro de fisioterapia se lleve a cabo un estudio personalizado con el objetivo de realizar los ejercicios o emplear las técnicas que le aporten mayores beneficios y mejoras en un corto periodo de tiempo.

Como comentábamos anteriormente, esta ofrece un cuidado especial para tratar y prevenir esta afección. Para ello se acompaña de numerosas técnicas y ejercicios especializados como:

  • Presoterapia.
  • Electroestimuladores.
  • Masaje manual para drenaje localizado.
  • Programa de ejercicios activos (como aeróbic) para mejorar la circulación sanguínea.
  • Ejercicios específicos como: separación de las piernas, movimiento de pedaleo, giros de las piernas, flexiones de los dedos de los pies, flexiones de los pies, andar de puntillas, andar sobre los talones, entre otros).

¿Las varices pueden tratarse únicamente con fisioterapia?

No. En la actualidad se conocen numerosos tratamientos para los casos de varices en función del grado en el que se encuentre el problema. En Clínica Vasculine apostamos por nuevas técnicas poco invasivas sin cirugía ni anestesia que nos permiten lograr unos resultados sencillos, rápidos y seguros para nuestros pacientes.

Os contamos un poco más sobre las técnicas que utilizamos y en qué casos:

  • Esclerosis: este tratamiento se aplica para tratar las varices más finas y superficiales como las arañas vasculares.
  • Microespuma: aplicamos microespuma cuando la variz tiene un mayor grosor (medio). Este tipo de varices nos indican un problema venoso mayor más allá de la estética.
  • Dispositivo de ablación mecánico-química: es un método que combina la ablación mecánica que genera un espasmo severo de la vena con una ablación química con esclerosante.
  • Dispositivo de sellado con cianoacrilato: empleamos esta técnica cuando se trata de varices tronculares ya que nos permite eliminar el reflujo de la vena safena de la forma menos agresiva que conocemos.

¿Quieres conocer el estado actual en que se encuentran tus varices? En Clínica Vasculine tratamos todo tipo de varices con un Eco Doppler previo que nos permite estudiar el caso de cada paciente de forma personalizada y en función del criterio y experiencia de nuestros cirujanos vasculares, ofrecer los tratamientos más eficaces sin cirugía ni anestesia ¡Contáctanos! >>>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia